Hasta cinco veces más recorrido: el primer cable para aplicaciones suspendidas compatible con SEW-EURODRIVE

junio 19, 2023

Nuevo cable híbrido chainflex CFSPECIAL.192 de igus para recorridos en suspensión de hasta 50 m

Un elemento de refuerzo especial de aramida proporciona al CFSPECIAL.192 un 500% más de fuerza de tracción que un cable estándar para MOVILINK DDI, y permite una distancia cinco veces mayor en aplicaciones suspendidas. (Fuente: igus GmbH)

En entornos como la manipulación de materiales, es necesario que las máquinas operen de forma fiable las 24 horas del día. El creciente tamaño de los almacenes implica que se requiere una mayor altura de los mástiles, lo cual representa una importante demanda para los cables. Para garantizar un funcionamiento sin problemas incluso en aplicaciones colgantes exigentes, igus ha desarrollado el cable híbrido CFSPECIAL.192, el único cable del mercado específico para aplicaciones suspendidas en cadenas portacables, compatible con MOVILINK DDI de SEW-EURODRIVE. Un elemento de refuerzo de fibra sintética aramida en el revestimiento del cable permite alturas cinco veces superiores a las de los cables estándar.

Con 1.354 tipos de cables de datos, bus, híbridos, control y accionamiento, igus ofrece una amplia gama de cables para aplicaciones en movimiento en una gran variedad de sectores. Entre ellos se encuentra la serie chainflex CFSPECIAL, desarrollada para áreas de aplicación con requisitos especiales. Su última incorporación es el CFSPECIAL.192, el primer cable híbrido chainflex para aplicaciones colgantes compatible con la tecnología de accionamiento MOVILINK DDI de SEW-EURODRIVE. «Debido a la creciente popularidad de la tecnología híbrida, hay un aumento en la demanda de nuevas soluciones que utilicen un solo cable», afirma Rainer Rössel, director del Departamento de Cables chainflex de igus. Y añade: «Especialmente en el campo de la manipulación de materiales, muchas empresas utilizan la interfaz de motor digital MOVILINK DDI de SEW-EURODRIVE, para la que ya ofrecemos diversos cables. Sin embargo, máquinas como los apiladores, cuyos mástiles pueden ser muy altos, plantean exigencias especiales a los cables. El CFSPECIAL.192 es nuestra nueva solución para alturas de hasta 50 metros».

Más de 4.200 newtons de fuerza de tracción

«El desafío en las aplicaciones en suspensión radica en la necesidad de utilizar un cable que sea apto para su uso en cadenas portacables, y que tenga la capacidad de soportar una fuerza de tracción suficiente para prevenir roturas, incluso en situaciones que involucren grandes alturas y distancias», explica Christian Strauch, responsable del sector de manipulación de materiales de igus. De acuerdo a la norma, el cable debe ser capaz de soportar su propio peso, lo cual equivale a una carga de 15 newtons por milímetro cuadrado de su núcleo principal. La sección transversal puede ampliarse, pero eso no significa automáticamente más longitud de cable, porque el coeficiente de fricción también aumenta. «Para resolver este problema, hemos incorporado un trenzado de aramida de alta resistencia a la tracción en el revestimiento exterior de PUR del CFSPECIAL.192. Las pruebas realizadas en nuestro laboratorio demuestran que la resistencia a la tracción es un 500% superior a la de un cable estándar para MOVILINK DDI. Nuestro nuevo cable alcanza una fuerza de tracción de más de 4.200 newtons, lo que lo hace ideal para aplicaciones verticales, como transelevadores», afirma Rössel.

Menor coste y mayor vida útil garantizada

El nuevo cable híbrido de igus ofrece una reducción en costes para los clientes al eliminar la necesidad de emplear un segundo cable y simplificar el proceso de fijación de los cables en la cadena portacables. Al mismo tiempo, requiere menos espacio de instalación y reduce el peso que debe soportar el sistema. Además de proporcionar una disminución en costes, los usuarios obtienen una vida útil significativamente prolongada para el cable cuando se utiliza en aplicaciones en suspensión. Todos los cables igus se someten a numerosas pruebas para calcular la vida útil de cada cable, y la herramienta online simplifica significativamente el proceso. «Por eso somos el único proveedor del mundo que ofrece una garantía de 36 meses en todos nuestros cables chainflex. De esta manera, los usuarios obtienen una solución duradera que asegura un funcionamiento fiable y sin inconvenientes, aun en situaciones que involucren grandes alturas y largas distancias», destaca Rössel.

Filename: PM1323-1.jpg

Filename: PM1323-ES.docx

Comente este artículo

Escriba un comentario.

Tu comentario será moderado por un administrador antes de su activación.




Palabras clave de los artículos

CFSPECIAL.192